Sencillez, Confiabilidad, Calidad

Sencillez
Los equipos Regamatic son sencillos, son confiables.
La asistencia técnica al productor es sin cargo por los siguientes 2 años posteriores a la puesta en marcha.
Por ser equipos hidráulicos son más simples, con circuitos y una lógica de funcionamiento sencilla y fácil de comprender.
Todos los componentes empleados son usuales de la maquinaria agrícola nacional.
Cada rueda es accionada por su propio y exclusivo motor hidráulico tipo gerotor, de alta vida útil.
(sin barras de mando o acoples de goma degradable)

Calidad
Todos los elementos están galvanizados por inmersión, de acuerdo a los estándares internacionales, y con garantía de planta y el compromiso de regalvanizar sin cargo cualquier error que permita entregar un material con menos de 60/70 µm de espesor de Zn.
La energía para los movimientos la entrega un motor mono o bicilíndrico del tipo pesado, refrigerado por aire, acoplado a la bomba de engranajes.

Mazas de rueda
Las mazas de rueda son fabricadas en la Argentina. Superan en 5 veces  las estándares de provisión de equipos de USA. Están construidas con: Cuerpo de fundición SAE 120, Corona de aleación nodular con alto acabado superficial,  sinfines de acero aleado con tratamiento térmico de  templado, rodamientos con asiento cónico de calidad internacional, tapas de registro de acero aleado, bulonería calidad 8.8, mazas de rueda de acero, retenes de acrilonitrilo dobles para asegurar estanqueidad ISO.

Fácil regulación
Todo el sistema de monitoreo se realiza desde el comando central, en el carro portamanguera.
La regulación de velocidad se realiza con una valvula reguladora de caudal girando una perilla.

Detalles constructivos
Los nudos estructurales están afirmados por mordazas de hierro nodular. 
Las diagonales estabilizadoras formadas por perfiles L 75 x 6 mm otrorgan gran estabilidad al conjunto.
El balancín del codo, detalle y desarrollo único de Regamatic, detiene el equipo cuando el operador indebidamente desea transladarlo a lo largo sin destrabar las ruedas de la torre libre o realiza movimiento que pueda conducir a un colapso por compresión de la viga.
Por tener propulsión hidráulica los movimientos son suaves, continuos y graduales, sin someter los materiales constructivos a esfuerzos de inercia, arranques y paradas.
Los carros de viga se construyen con caño Ø 168 x 3,2 mm.