Movilidad y pendientes

Movimientos
Antes de poner en marcha un equipo Lateral automotriz debe programarse de qué forma se va a regar.
Se trata de dividir el lote en rectángulos de dimensiones iguales a la longitud de la manguera por el doble del ancho regado por la viga.
En un equipo modelo 125PE320 los rectángulos tendrán 320 m de largo por 200 m de ancho.
En función de la posición de la perforación y la disposición de los rectángulos se elige la calle central por donde se tenderá la cañería de alimentación, a un costado de dicha calle.
Y perpendicular a la dirección de la calle cada 200 m se realizan los surcos que guiarán al equipo en su desplazamiento.
El surco puede ser una recta, seguir el perfil de un alambrado, o una curva de nivel con un radio mayor a 136 m
(1½ vez el ancho de la viga) lo que significa que en 136 m puede haber girado 90º respecto del origen.
Siempre que hay pendientes, aunque no haya curvas de nivel es conveniente regar con el equipo avanzando en forma perpendicular a la línea de máxima pendiente.

Movilidad
Los laterales automotrices son fácilmente transportables.
El carro portamanguera actúa como tractor de la viga y el voladizo cuando avanza por un camino.
Dejando todas las ruedas libres con el agregado de una lanza para realizar suaves correcciones de dirección, pueden ser arrastrados por un tractor a mayores velocidades.
En caso de necesitar translados de media o larga distancia el costo de desarmar el equipo, cargarlo en un camión, trasportarlo y rearmarlo en un nuevo campo a 100 km de distancia se paga con el ahorro de combustible (entre un enrrollador y un lateral automotriz) de un mes de riego.
Por eso puede ser adoptados por contratistas que trabajen campos alquilados.

Dirección
El sistema de dirección estandard es una rueda de guía de hierro macizo y 18 kg de peso que rueda en un surco de 10 cm de profundidad por 10 cm de ancho, que se realiza cada 2 anchos o radios de riego (usualmente 128 a 192 m en equipos de un tramo solo)
El surco se sigue con total seguridad, debiendo preveerse al comienzo de la carrera que este se encuentre limpio de obstaculos (ramas o terrones que lo obturan).
Los surcos pueden ser rectos o seguir curvas de nivel con radios superiores a 1½ vez el largo de la o las vigas del equipo.
Pueden usarse los surcos que deja la escardillada del maiz, previa verificación de su estado.

Caminos
La trocha del carro portamanguera es de 2800 a 3360 mm.
(Se llama trocha al ancho entre las lineas medias de las cubiertas, y para saber el ancho externo debe sumarse 315 mm para las cubiertas 12.4-24)
La trocha de la torre libre estandard es 4846 mm.
A pedido se provee una trocha que para translados a lo largo se pliega a 3272 mm.
Esto significa que bajo ninguna circunstancia se necesita un camino de translado mayor a los 5 m, pudiendo reducirse este hasta 3,59 m.

Giro de ruedas para translados
En todos los casos el giro de ruedas se realiza con un elevador hidráulico, ya sea en la torre libre como en el carro portamanguera con cuatro ruedas propulsoras.



Grua
Para aquellos casos en que no sea práctico o posible utilizar una grua para el armado, el carro portamanguera puede convertirse en el elevador.

Primero se eleva el voladizo y la torre libre. El voladizo se acuesta sobre el suelo, girado  90º, sujetándos estas para que al elevarlas queden derechas.

Y como segundo paso se eleva la viga hasta que se acopla a la salida del carro.